jueves, 5 de febrero de 2009

Resumen y ensayo de libro de Retorica

RESUMEN

La necesidad de escribir un arte sobre la capacidad del lenguaje para persuadir surgió en Tisias de las circunstancias socio-políticas del momento en Siracusa. A la caída de la tiranía sucedió la instauración de un gobierno democrático, los jurados populares eran elegidos por sorteo. En concreto, la retórica surge de la necesidad de debatir en cuestiones democráticas con un interés económico-político.

La Retórica de Aristóteles se compone de tres libros: el primero se ocupa de la estructura de la retórica, de la concepción de los argumentos y de las especies de retórica. El segundo libro se dirige al público, no sólo en cuanto que es capaz de razonar, sino también en cuanto que es sujeto de pasiones y tiene un determinado modo de ser. El Libro III estudia la forma más adecuada de los discursos con vías a la persuasión.

Segun introduce Aristoteles al inicio de este libro, el objeto de la retorica consistira en formar un juicio por lo que resultará necesario atender a los efectos del discurso, no sólo a que sea demostrativo y digno de crédito, sino también a cómo ha de presentarse el orador y a como ha de inclinar a su favor al que juzga. Asi es como Aristóteles introduce la retorica afectiva, es decir la vinculación que la palabra tiene con las pasiones, vinculacion del logos con el pathos.

De cada una de las pasiones distinguirá tres aspectos: 1) en qué estado se encuentran los sujetos influidos por las pasiones, 2) hacia quienes van dirigidas sus pasiones y 3) por qué asuntos éstas se despiertan. Aristóteles realiza una descripción de la estructura de cada una de las pasiones que irá descomponiendo con una muy detallada enumeración de cada una de ellas, así: La ira. La calma. El amor y el odio. El temor y la confianza. La vergüenza y la desvergüenza. El favor. La compasión. La indignación. La envidia. La emulación.

Aristóteles define algunos sentimientos o pasiones como son: la calma, la ira, el amor, el odio, el temor, la confianza, la vergüenza, la desvergüenza, el favor, la compasión, la indignación, la envidia y la emulación; también describe de que forma el orador puede despertar dichos sentimientos en su público. Se puede concluir, entonces, como a partir de este análisis exhaustivo Aristóteles hace un intento por formalizar la incidencia del discurso sobre las pasiones. La razón y las pasiones se encuentran articuladas en el discurso y esta articulación tiene una estructura.
En el contexto actual es interesante esta referencia en la medida que permite mostrar una perspectiva diferente de la actual, en el sentido de que los afectos son tomados como factores causales en ellos mismos, mientras que lo que se puede ver es que son inseparables del poder estructurante del significante.

ENSAYO

Aristóteles realizo un gran trabajo al describir en su libro la forma en que las personas que se plantan en un escenario y desean convencer, manipular masas a su favor, deben expresarse y para poder insitar las pasiones que considera más relevantes en la población humana, como son: la calma, la ira, el amor, el odio, el temor, la confianza, la vergüenza, la desvergüenza, el favor, la compasión, la indignación, la envidia y la emulación. De hecho la retórica surge de la necesidad de debatir en cuestiones democráticas con un interés económico-político pues al instaurarse el régimen democrático, los perjudicados quisieron volver al status quo anterior lo que les abocó a innumerables procesos legales para probar que eran propietarios de los terrenos arrebatados.

Ello creó la necesidad de personajes que supieran hablar bien ante la asamblea de jueces para poder defender los derechos de los antiguos propietarios. Cuando se reinstauró la libertad, se instaló la palabra pública y libre. La necesidad de escribir un tratado sobre la capacidad del lenguaje para persuadir surgió de estas circunstancias.

La retórica es expresada por Aristóteles como un arte pues se debe efectuar un análisis rápido, eficaz de la gente a la que se va a dirigir el mensaje para convencerla al cien porciento. Cabe destacar que Aristóteles maneja a estas acciones como un arte pues no cualquier individuo tiene las hagallas de convencer a una gran cantidad de gente de orientarla hacia un rumbo incluso distinto del que posiblemente puedan estar acostumbrados como es el caso del cambio de gobierno de Siracusa. Simplemente es el comercio de ideas.

Pienso que este tipo de lecturas tiene el objetivo de prepararnos para vender nuestras opciones de respuestas o ideas a los grandes empresarios al momento de ejercer nuestra carrera, me gusta mucho la oratoria y coincido en las definiciones de Aristóteles con su forma de pensar y demostrar con argumentos sólidos estos pensamientos filosóficos aterrizados al aspecto político incluso económico de la realidad humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada